A A A

No es infrecuente que en la aceptación de trabajos por parte de revistas pretendidamente científicas y editoriales influyan cuestiones alejadas de valoraciones objetivas y neutrales. Muchos trabajos son filtrados en función de criterios espurios; querencias, relaciones privilegiadas e intereses inconfesables, que a veces llevan a seleccionar trabajos mediocres y a dejar en la estacada a autores y obras dignas de elogio.

21.11.2017

Menu Principal

Información y Enlaces

Tribuna

Repensar el Estado (José Torné Dombidau y Jiménez, Ideal, 1 de marzo de 2010)

Invita el autor a reflexionar sobre la salud del modelo de Estado implantado en España en 1978, a la vista de la evolución habida y de las transformaciones del mismo -algunas forzadas, dice, como las reformas estutarias-. Citando Elliot afirma José Torné que en España hoy no se busca el consenso, sino que se camina hacia una indeseable polarización. Entre el inventario de cuestiones a repensar alude a la necesidad de que los partidos políticos y la sociedad civil mediten sobre cómo evitar que ganen terreno fuerzas centrífugas que ponen en cuestión la integridad del Estado. Señala la necesidad de modificar el régimen electoral, evitando que la democracia caiga en manos de los nacionalimos periféricos, pero también implantando un sistema de listas abiertas frente a la partitocracia. No se olvida el autor de la necesidad de despolizar la Justicia, volviendo al sistema de elección de cargos judiciales anterior a 1985 y considera necesarios repensar si determinadas competencias como son las de urbanismo, lenguas, recursos hidrológicos, educación, etc., deberían ser recuperadas por el Estado.    

 

¿Cuándo se torció la Constitución? (Gabriel Albiac, en ABC, lunes 8 de marzo de 2010)

En relación con la politización de la Justicia y el manifiesto de 1.400 jueces por la despolitización y la independencia judicial, Gabriel Albiac responde a la pregunta que se hace y dice que la Constitución se torció, sin duda, hasta llegar a este cínico malvivir, soportando a una impune casta de políticos corruptos que acumula en sus manos todos los poderes. Sin contrapeso. En su opinión, fue la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985 y la previsión de elección del órgano de gobierno de los jueces elegido por el parlamento, como un calco o clon del mapa parlamentario, según lo describe el Manifiesto, la que supuso un punto de inflexión, concibiendo al Consejo General del Poder Judicial como un brazo ejecutor de los partidos en él representados. Dice G. Albiac que todo juez español sabe que el destino de su carrera depende, en muy buena parte, del Consejo y que la locura va camino de consumarse en farsa, mediante su multiplicación por 17. En su artículo recuerda que Sieyès formuló un día hace más de dos siglos que un Estado que no garantiza y blinda la autonomía de los poderes no posee Constitución; todo lo más una máscara. 

 

Desafortunadas declaraciones de Caamaño (Jorge de Esteban en El Mundo, 18 de agosto de 2009)

En el contexto de una serie de declaraciones que se han interpretado como presión de dirigentes políticos al Tribunal Constitucional para condicionar la sentencia que dicte sobre el Estatuto de Cataluña, afirma Jorge de Esteban que hubiera sido mejor que el Ministro de Justicia no hubiera opinado, y señala que la venda que tiene el Gobierno se la puede reforzar aún más el Tribunal Constitucional con una "sentencia claudicante". Todo esto dice, nos lo podríamos haber ahorrado si no se hubiera suprimido el recurso previo de inconstitucionalidad. Subraya Jorge de Esteban que el Parlamento de Cataluña ha aprobado 32 leyes desde la aprobación del Estatuto -que comporta dice la modificación de 30 leyes estatales- y algunas como la de Educación o la del Consejo de Garantías Estatutarias"doblemente inconstitucionales". Por ese motivo critica que el Ministro haya dicho que el Estatuto se aplica desde hace dos años y no pasada nada. Dice este experto en Derecho constitucional que el Ministro, al considerar que de la sentencia depende el Estado de las Autonomías viene a otorgar el poder constituyente al Tribunal Constitucional, que no está para eso, porque en tal caso se produciría una reforma encubierta de la Constitución. Además, en contra de lo que opina el Ministro, considera que no es admisible que los magistrados lleven deshojando la margarita tres años.  

 
Salir de la crisis: la profesión como vocación (José M. Castillo, Ideal, 11 de noviembre de 2009)

profesion y vocacionEscribe José M. Castillo en Ideal sobre la influencia de la religión en el ámbito del trabajo y la necesidad de repensar cómo afrontamos el trabajo profesional, venciendo la idea de que el objetivo es encontrar uno donde se gane mucho y se trabaje poco, que tanto predomina en nuestro país. Constatando el mayor desarrollo económico alcanzado por los pueblos de mayoría protestante, señala, siguiendo a Weber, que no en vano la teología luterana (y la doctrina calvinista de la predeterminación) inculcó en los fieles el convencimiento de que el más noble contenido de la conducta moral consite precisamente en sentir como un deber el cumplimiento de la tarea profesional en el mundo. Tanto que Weber insiste en que “lo propio y específico de la Reforma, en contraste con la concepción católica, es haber acentuado el matiz ético y acentuado el interés religioso otorgado al trabajo. Leer más

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 5 de 18
 
Volver Arriba