A A A

Si optas por Liberlex, has de saber que nuestra primera preocupación es transmitir ideas. El primer objetivo de los autores en Liberlex es lograr la satisfacción del espíritu. Dicho de otro modo, obtener la felicidad pasajera que produce la difusión de una creación intelectual propia, madura y libremente plasmada. Lo de las clasificaciones es otra historia. Tenemos en proyecto clasificar a lo clasificadores.

21.07.2017

Menu Principal

Información y Enlaces

Tribuna

Vuelta a Miau (José Eugenio Soriano, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, en El Economista.es

Dice el autor que hay que leer a Pérez Galdós, que está más vivo que nunca. Propone que leamos la novela Miau para entender “lo que el engendro de la Ley del Empleo Público, aprobada por esta legislatura, ha acabado realizando, nada menos que la destrucción completa de la Función Pública”. Más claro no puede ser, al señalar que se han multiplicado las sociedades públicas, fundaciones, consorcios y otras entidades.

José Eugenio Soriano considera escandaloso comprobar en decenas de ayuntamientos cómo se han ido incluyendo en sus plantillas toda clase de amigos y parientes, que tras un contrato laboral adjudicado directamente, luego se han quedado para siempre en el Ayuntamiento.

Y lo peor, dice, es que además, “se han incorporado tantos y tantos personajillos cercanos al alcalde y partido de turno, que lo único que no se les ha pedido es que tengan un mínimo de calidad y de conocimientos para atender al servicio”. Todo esto, “mientras los funcionarios de verdad, aquellos que con transparencia y basándose en su esfuerzo y conocimientos accedieron a los puestos públicos, son en muchísimas ocasiones totalmente relegados, cuando no menospreciados”.

Advierte este autor que la característica del empleo público, especialmente desde que se aprobó la nefasta Ley de Empleo Público, ha consistido en lo fundamental, en seleccionar al personal mediante una entrevista en la que quien toma la decisión es el Partido y el Sindicato. Nada de pruebas objetivas, competitivas, transparentes. No. Los amigos. La cohors amicorum. Hoy, señala, el empleado público no es otra cosa que un funcionario mal seleccionado por partidos y sindicatos. Una vez que sin pruebas públicas- dado que lo fundamental es una “entrevista”- se incorpora un empleado público, luego se queda ahí, de por vida, como un estómago agradecido a quien le nombró, siendo a la vez espía e inútil.

José Eugenio Soriano  considera que “lo que es perverso y corrupto es designar a empleados digitalmente, esto es, por el dedo”. Y eso es lo que está ocurriendo. Describe cómo a menudo “se han burlado los políticos de los pobres opositores, convocando una oferta en la que ya estaba la plaza dada o, inclusive, filtrando el examen, con escarnio de quienes han estado trabajando honradamente estudiando los temas. Luego, ninguno entra”. Luego describe la fórmula: se entra como se entra y andando el tiempo “se convoca un concursillo en el que llevas ya una mochila, esto es, un saco de puntos frente al que pretende venir de fuera”.

Termina su artículo destacando que, por si fuera poco, cuando ya no caben en la Administración más enchufados, porque algún periodista comienza a poner el grito en el cielo, entonces se crean empresas públicas y ahí, así, sin luz ni taquígrafos, se hace lo mismo. ¡Y en eso estamos! El pensamiento débil (imbecilitas en latín) y la corrupción han ido de la mano. Se nos ha caído la función pública. Y solamente un pacto de Estado podría recuperarla. Pero eso es un sueño…

 

Ser y no ser, de eso se trata (José Luis Requero, La Razón, 22 de febrero de 2010).

 Recuerda este Magistrado que en clase de filosofía se aprende que algo no puede ser y no ser al mismo tiempo. Citando algunos titulares de prensa sobre diversos casos de los que conoce el Tribunal Supremo, se pregunta cómo es posible que los mismos que aborrecen al Supremo le enaltezcan. Leyendo algunos artículos de opinión, se pregunta si lo que se pide al instructor en el enjuciamiento del juez Garzón es que siga las consignas de la asociación judicial a la que éste pertenece. ¿Qué concepto se tiene de la indepedencia judicial? Según JL Requero con todo esto se nos está diciendo que el Derecho no existe, "que nos olvidemos de él; que todo es conveniencia; que lo justo puede ser injusto a la vez: que una cosa puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido". Dice el autor que esa aberración filosófica lleva a esa aberración jurídica lo que no es otra cosa sino puro relativismo jurídico. Para JL Requero, esto "es la destrucción del Estado de Derecho y va de suyo que si el Derecho es sólo un entramado retórico, de coartadas fina o burdamente razonadas, no hay garantía alguna sino arbitrariedad". Se está, dice, "a merced del Poder o del matonismo de unas bandas ideológicas que ocupan la plaza pública".     

 

 

Enchufismo en empleos públicos (El País, Andalucía, 4 de octubre de 2009)

Es hora ya de poner coto a los abusos sistemáticos en la selección de funcionarios y laborales, que se  empieza a ver, con absoluto descaro, como botín a repartir entre los vencedores en la urnas (o fuera de ellas) ,  como derecho de conquista de los partidos políticos que gobiernan los Ayuntamientos, las Diputaciones y las demás Administraciones. Son las mismas prácticas caciquiles que el siglo XIX y si acaso aparecen algo más sofisticadas, pero igualmente repugnantes. Bueno, lo de "sosfisticadas", no siempre. Según publica El País, el sumario del caso Astapa revela decenas de contratos irregulares, que demuestran que la afiliación al PSOE era requisito para conseguir un trabajo de limpiadora en el Ayuntamiento, con lo que el ex-alcalde, Antonio Barrientos, "conseguía llenar la asamblea local de estómagos agradecidos y contralaba el partido a su antojo". Imputados en el caso de corrupción colocaban en el Ayuntamiento a familiares, amigos y compañeros de partido, lo que lleva al diario El País al títular "Estepona la ciudad-enchufe". ¡Basta ya¡ algo tendrá que decir la Justicia cuando los corruptos desmontan por piezas la Constitución y se pasan por el forro la igualdad de los ciudadanos en el acceso a los empleos públicos. 

 

La articulación de la sociedad civil (José Moreno Dávila, Ideal, 1 de marzo de 2010)

Saludando a la recién creada "Fundación Confianza", que llama a todos a colaborar en la salida a la crisis, José Moreno Dávila afirma que estamos cansados de debates políticos que, aparte gracietas y frases ingeniosas, sirven únicamente para que los distintos partidos se culpen unos a otros de todo lo malo que pasa e incluso se insulten, sin entrar nunca a explicar u ofrecer posibles soluciones del asunto de que se trate. Dice Moreno Dávila que con iniciativas como la de dicha Fundación, u otras como la del Club de la Constitución y demás foros similares que se han creado en España se mantiene vivo el espíritu de la democracia y el respeto a los derechos y libertades individuales, lo que le parece muy positivo, porque la sociedad civil se organiza, "tras un tiempo en que la política, entendida únicamente como el trabajo y objetivos de unos partidos políticos cerrados en sí mismos, ha ahogado cualquier iniciativa civil e incluso han contaminado a los medios de difusión, a gran número de asociaciones, a la judicatura, a los sindicatos... Según el autor conviene una sociedad civil articulada para que  los partidos y sindicatos sepan que hay vida después de ellos, y si se hace con confianza y optimismo, a pesar de las dificultades, mucho mejor.    

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 4 de 18
 
Volver Arriba