A A A

Liberlex es un proyecto independiente al servicio del pensamiento crítico. Nuestras preocupaciones andan lejos de los ranking y clasificaciones. Si buscas la rentabilidad económica, académica o profesional de tus publicaciones, debes buscar el editor más adecuado.

23.04.2018

Menu Principal

Información y Enlaces

proposición no de ley sobre retirada de símbolos religiosos en centros escolares

"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a trasladar la jurisprudencia establecida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos respecto del artículo 9 del Convenio Europeo para la Protección de Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, relativo a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, desde el principio de neutralidad ideológico y religioso del Estado y, especialmente, en lo relativo a los centros escolares".

Éste es el texto finalmente aprobado con el apoyo de PSOE, ERC-IU-ICV y BNG, y el voto en contra de PP y CiU. La jurisprudencia a la que se refiere tiene que ver sobre todo con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 2 de noviembre de 2009 que estima una demanda frente al Estado italiano por la presencia de crucifijos en un colegio público. Sin embargo, el texto aprobado parece referido a todos los centros escolares, lo que supondría un disparate, y vendría a producir una lesión de la libertad religiosa.

Para ERC el texto de la proposición aprobada afecta a todos los centros escolares, para el PSOE, según parece, afectaría a los colegios públicos. ¿En cuántos colegios públicos, en el sentido estricto del término, existen crucifijos u otros símbolos religiosos? ¿Cúantas reivindicaciones de padres o alumnos existen sobre esta cuestión? Deseos de notoriedad y ganas de agradar a "todos" pueden ser los factores que expliquen la aprobación de una proposición así, con diferentes lecturas según las posiciones ideológicas de los grupos que la han votado.

Lo que sí esta claro es que la "jurisprudencia" que se invoca no ampararía la retirada de símbolos religiosos en colegios caracterizados precisamente por la afirmación de convicciones religiosas de padres y alumnos. Si los autores de la proposición pretenden que tenga este alcance es que no se han leido la sentencia de 2 de noviembre pasado y desconocen desde luego la jurisprudencia del TEDH, y el propio significado de la neutralidad a la que se refiere el texto de la proposición. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   
 
Volver Arriba