A A A

No es infrecuente que en la aceptación de trabajos por parte de revistas pretendidamente científicas y editoriales influyan cuestiones alejadas de valoraciones objetivas y neutrales. Muchos trabajos son filtrados en función de criterios espurios; querencias, relaciones privilegiadas e intereses inconfesables, que a veces llevan a seleccionar trabajos mediocres y a dejar en la estacada a autores y obras dignas de elogio.

23.09.2017

Menu Principal

Información y Enlaces

 Cuando éramos honrados mercernarios  (Arturo Pérez Reverte, en Patente de Corso, XL Semanal, del 31 de mayo al 6 de junio de 2009)  

¿Cuántos periodistas de verdad quedan en España? El artículo de Pérez Reverte confirma una impresión que muchos tenemos desde hace tiempo: el deterioro de la profesión periodística en España, donde la adhesión ideológica y la entrega apasionada e inquebrantable a las preferencias políticas del medio de comunicación para el que se trabaja es hoy norma que pocos se atreven a quebrantar, ante la amenaza de la travesía por el desierto. Noticiarios donde no se informa, sino que se describen hechos acompañados de juicios de valor, consignas, y descalificaciones de personas o instituciones. “Periodistas” que pretenden formar al ciudadano, como si éste fuese un idiota incapaz de valorar por sí los propios hechos que acontecen a diario. De lo expuesto por Pérez Reverte destacamos lo siguiente: 

“… Cada cual tenía sus ideas particulares, por supuesto; pero estamos hablando de periodismo. De pan de cada día y de reglas básicas. Éstas incluían aportar hechos y no opiniones, no respetar en el fondo nada ni a nadie... Leer más

   
 
Volver Arriba