A A A

Internet nos permite acceder a fuentes de información inimaginables hace tan sólo unos años. Las publicaciones digitales y los enlaces que ofrece Liberlex se irán enriqueciendo a medida que aumenten sus colaboradores. Te invitamos a participar activamente en este proyecto, cuyo capital es fundamentamente humano.   

23.09.2017

Menu Principal

Información y Enlaces

Manifestación de la Guardia Civil y Policía Nacional: menos loas y más retribución

Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en Madrid con el objetivo de la equiparación salarial, dadas las acusadas diferencias retributivas que existen con los agentes de la Ertzaintza, Mossos d'Esquadra y Policías Locales.  De hecho en el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las elecciones generales de 2008 se promete la mejora progresiva, a través de los pactos y convenios con las organizaciones representativas, de las retribuciones de los policías y guardias civiles. Los manifestantes consideran incumplida la promesa que en ese sentido se les viene haciendo, coincidiendo ahora su reivindicación salarial con un traspaso de 523 millones de euros a la policía autonómica catalana, según afirman, al que ha seguido un acuerdo entre la Consejería de Interior y los sindicatos de los Mossos d´Esquadra (13 de febrero pasado), por el que se incrementarán en 2.000 euros sus retribuciones a lo largo de de 2008 y 2009. El lema de la manifestación "dignidad económica y profesional para la Policía y la Guardia Civil" debe ser atendido prontamente por el Gobierno de la Nación.

La Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, dispone en su artículo sexto que los Poderes Públicos promoverán las condiciones más favorables para una adecuada promoción profesional, social y humana de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, asegurando en su apartado 4 que tendrán derecho a una remuneración justa que contemple su nivel de formación, régimen de incompatibilidades, movilidad por razones de servicio, dedicación el riesgo que comporta su misión, así como la especificidad de los horarios de trabajo y su peculiar estructura. Si esto es así, mal se pueden comprender las diferencias retributivas que se denuncian, cuando precisamente la Ley Orgánica 2/1986 define unas funciones comunes y luego asigna otras cualificadísimas a la Guardia Civil, instituto armado de naturaleza militar, y al Cuerpo Nacional de Policía, instituto armado de naturaleza civil, esenciales ambos para el disfrute de la seguridad y libertad. El viejo principio de “a igual trabajo igual retribución” se quedaría corto en este caso, porque  la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía tienen misiones más elevadas si cabe en materia de seguridad ciudadana, y del buen hacer de estos servidores públicos depende el disfrute y ejercicio, en condiciones seguras, de nuestros derechos y libertades. Cualquiera que conozca en qué condiciones velan los agentes de estos cuerpos por la seguridad ciudadana, auxiliando y protegiendo a los ciudadanos, como dice la Ley Orgánica, protegiendo la seguridad de altas personalidades, manteniendo y restableciendo el orden y la seguridad ciudadana, asegurando la conservación y custodia de los bienes y previniendo la comisión de actos delictivos, convendrá que sus retribuciones deben ser urgentemente revisadas. Señalan los denunciantes que el sueldo medio de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía es inferior en  más de 16.000 euros al de los Mossos de Escuadra, pero las diferencias se multiplican en otros conceptos como dietas de alojamiento y manutención, indemnización por kilometraje, etc.

   
 
Volver Arriba