A A A

No hay camino para la paz, la paz es el camino (Gandhi)

21.11.2017

Menu Principal

Información y Enlaces



Let-him-talk!

Hace unos meses, el 26 de octubre de 2016, José Álvarez Junco escribía en la Tribuna del El País, un artículo titulado Sobre la Libertad, que gira sobre la idea fundamental transmitida por John Stuart Mill en su libro On Liberty: nuestra libertad individual debe ser protegida como algo sagrado frente a las intromisiones de los Gobiernos o del conjunto social. Comenzaba dicho artículo señalando que aunque aun no coincidiendo con un aniversario redondo de la publicación del libro On Liberty, ni de ninguna otra fecha significativa de la vida de John Stuart Mill, el momento es tan bueno como cualquier otro para evocarlo. Finalizando el primer mes de 2017, vemos muchos motivos para releer On Liberty. En el mundo global e interconectado, en la era de internet y de las redes sociales, son grandes los peligros para la libertad individual, cuyos únicos límites son los que impiden que perjudiquemos o perturbemos la libertad de otros, como resalta Álvarez Junco. Recuerda este pensador que en el ambiente en el que nos hemos criado nadie nos hizo leer a Stuart Mill, y lo hace lamentándose ("¡ay, lo que pudo ser Educación para la Ciudadanía! Pero para padres de familia"). Recuerda Álvarez Junco los peligros para la libertad derivados de esa tradición antiliberal. Muchos han detentado el poder persiguiendo a los heterodoxos en nombre del pueblo. En este sentido expone que "No sólo el terror jacobino durante la Revolución Francesa, sino el leninismo, los fascismos y los populismos han puesto repetidamente de manifiesto los fallos de este planteamiento colectivista/esencialista sobre la legitimidad del poder". Álvarez Junco expone algo que le debió sorprender en California, durante la guerra de Vietnam, donde en un mitin izquierdista alguien defendió de pronto la política de Nixon, recibiendo los abucheos de muchos de los presentes. Le llamó la atención que un radical izquierdista estadounidense, situado a su lado, le dijera que dejaran hablar al heterodoxo: Let-him-talk. El gesto no surgía del grupo europeo de los allí congregados, partidarios del abucheo. Con esa enseñanza, recuerda Álvarez Junco lo siguiente: "En España, este antiliberalismo es común a la derecha y la izquierda. Muchos conservadores blasonan de liberales y, cuando tienen el poder, lo ejercen de manera autoritaria, sin aceptar límites y aplastando a sus oponentes. Pero en el último párrafo pone otro ejemplo referido a la "izquierda radical". Alude a lo sucedido en La Universidad Autónoma de Madrid una semana antes de que escribiera su artículo: "...grupos de matones impidieron hablar en la Universidad Autónoma de Madrid a personajes que no eran de su gusto. Que ocurran cosas así, en principio, no es tan escandaloso; siempre habrá locos violentos. Pero sí lo es que les avalen personas que aspiran a gobernarnos, o a legislar en nuestro nombre. Es el caso del secretario general de Podemos, que ha descrito esos hechos como síntoma de la “buena salud política” de que disfruta la Universidad. Coincide con el cura de mi colegio: libertad para predicar, pero sólo la verdad. Lo contrario de lo que defendía Stuart Mill". No concurría aniversario o fecha alguna para hablar de On Liberty, pero ese era un buen momento. Probablemente fue ese episodio el que movió a Álvarez Junco a escribir su artículo, que bien podría haber titulado así: Pablo, Let-him-talk! Lo dicho, nos criaron asilvestrados

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 15
 
Volver Arriba