A A A

Lo que cuenta en Liberlex es lo que cada cual puede aportar por sus conocimientos e inquietudes, integrándose en la parcela que más le interese y comprometiéndose hasta donde pueda y quiera. Quienes compartan la filosofía del Sitio Web, pueden considerarse, desde ahora, partícipes activos en el proyecto.   

15.11.2018

Menu Principal

Información y Enlaces

Bienvenidos a Liberlex
NÓOS Y LAS CAUSAS NOBLES

¡Qué pena da ver el desprestigio de las instituciones, públicas y privadas, contaminadas por personas de dudosa moral que apelan a causas nobles para su enriquecimiento personal¡

Los españoles nos preguntamos hasta dónde puede llegar la corrupción en nuestro país si hay desaprensivos que se apoderan de fondos públicos constituyendo entidades fantasma, que no cumplen con sus fines no lucrativos y sirven como pantalla e instrumento para atraer patrocinios inmerecidos. Con los niños enfermos, con los discapacitados, con las causas nobles no se juega. Si las multinacionales tiran el dinero, allá ellas (aunque al final lo acabamos pagando todos). Pero lo grave es que las Administraciones Públicas contraten o firmen convenios eludiendo controles jurídico-financieros, y que no se aseguren de la prestación de los servicios contratados o los sobrevaloren, favoreciendo a personas que han utilizado las instituciones en su propio beneficio. La perversión de las fundaciones tiene guasa.

 

 
Derecho de los padres a la elección de centro docente para sus hijos vs. la fuerza de lo fáctico

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía  (Sala de lo Contencioso de Sevilla), en sentencia de 9 de febrero de 2012, desestima el recurso que se había interpuesto frente al Decreto de admisión de alumnos aprobado por el Consejo de Gobierno, rechazando el entendimiento del dercho de los padres a escolarizar a sus hijos en el centro que elijan. Ya en 2001 el Tribunal Supremo afirmó que el derecho a la obtención de una enseñanza básica gratuita no comprende el que se preste en un centro determinado. En resumen lo que viene a decir es que la Constitución garantiza la posibilidad de elección, pero no el acceso al centro que los padres deseen. La misma Sección que dicta la sentencia había dado la razón a determinados padres, obligando a la Administración a escolarizar a sus hijos en el centro que ellos había elegido como prioritario, aumentando la ratio de alumnos por clase. Aparentemente esos fallos anteriores son contradictorios con el que se acaba de dictar, pero en realidad no lo son. Una cosa es que, en un casos concretos, se estime posible la realización del derecho de determinados padres a que prospere la elección que han realizado y otra es que con carácter general pueda asegurarse tal derecho a todos los padres. Sería imposible. No obstante, la Administración no puede olvidar que está obligada a actuar en consecuencia con el derecho constitucional previsto en el artículo 27 de la Carta Magna, y esta obligación pasa por favorecer la financiación de los centros y el aumento de aulas en los centros hacia los que se dirigen las opciones de los padres. Si actuara de otro modo estaría ignorando dicho derecho.

 

 

 
Los científicos españoles vuelven a emigrar

Desde el 2003, Argentina ha multiplicado por diez las partidas destinadas a financiar proyectos de investigación en ejercicios pasados . En los últimos seis años ha logrado que 873 científicos argentinos regresen a su país. En España, los efectos de la crisis y los apuros económicos en la financiación de proyectos de investigación suponen una invitación a emigrar, y algunos científicos quieren establecerse en Argentina, buscando un mayor apoyo a sus investigaciones. Resulta incoherente pretender cambiar el modelo productivo y advertir que la educación, la investigación y la innovación son las claves para esa cambio, mientras se recortan o congelan las partidas destinadas a proyectos de I+D. Distinto es que se establezcan prioridades, que se seleccionen con rigor los proyectos a financiar por el sector público y que se exijan resultados, porque también se despilfarran recursos públicos en investigaciones que no lo son, que no tienen nada de originales e innovadoras y sirven para mantener cargos y puestos inútiles y para justificar dotaciones económicas, que en ocasiones presentan escaso control y nulos resultados. Eso no es deseable.

 

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 4 de 16
 
Volver Arriba