A A A

No es infrecuente que en la aceptación de trabajos por parte de revistas pretendidamente científicas y editoriales influyan cuestiones alejadas de valoraciones objetivas y neutrales. Muchos trabajos son filtrados en función de criterios espurios; querencias, relaciones privilegiadas e intereses inconfesables, que a veces llevan a seleccionar trabajos mediocres y a dejar en la estacada a autores y obras dignas de elogio.

29.03.2017

Menu Principal

Información y Enlaces

Bienvenidos a Liberlex
Entrada en vigor del Tratado de Lisboa

 

piezas encajadas de rompecabezas (imagen procedente de página UE (http://europa.eu/lisbon_treaty/images/visual_en.jpg)Una vez que que el instrumento de ratificación checo ha sido depositado, se ha concluido el proceso de ratificación de todos los países de la UE y el Tratado de Lisboa, como estaba previsto, ha entrado en vigor el  pasado  1 de diciembre. Tras la designación de Herman Van Rompuy como primer Presidente de la Unión Europea y de Catherine Ashton como Alta Representante de Exteriores y Seguridad Común, en las últimas semanas se ha hablado de la falta de liderazgo de los nuevos dirigentes de la UE,  por ser personas de "bajo perfil político", pero la experiencia demuestra que lo que cuenta es el trabajo diario y en este sentido hay que darles un voto de confianza. Recordemos que lo mismo se decía de J. Delors y, sin embargo, no fue precisamente un dirigente sin peso ni huella. En todo caso, esperamos que la aplicación del Tratado depare un futuro mejor para Europa, pero la cohesión y la solidaridad, la mayor transparencia y claridad en la toma de decisiones, exigen políticas públicas coherentes, que impliquen a todos los ciudadanos y no sólo buenos deseos y objetivos en textos legales.

 
Una prueba de ADN confirma la inocencia de un supuesto violador trece años después de ingresar en prisión

Entre rejas (barrotes composición de libelex)La Justicia no es infalible.Yerra, y lo hace a menudo, porque está servida (frecuentemente aparece el mito y se nos olvida) por personas con sus virtudes y defectos y, en ocasiones, actúa con limitaciones de medios intolerables en un Estado de Derecho.  La sentencia del Tribunal Supremo de 16 de julio de 2009, resolviendo un recurso extraordinario de revisión, anula la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz el 15 de octubre de 1996, que condenó a R.R.R. como autor responsable de un delito de violación, con las agravantes de disfraz y nocturnidad, a la pena de 18 años de reclusión menor por cada uno de ellos, con el límite de 30 años del Código Penal de 1973.

Trece años después aparecen evidencias, como consecuencia de las pruebas de ADN practicadas al condenado que evidencia de modo indubitado su inocencia, por lo que se declara la nulidad de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz.

No hay dinero que pueda resarcir trece años de prisión para una persona inocente. No sólo es la privación de libertad la pena sufrida,; el sufrimiento por el descrédito, el deshonor, el reproche social y el aislamiento que suelen padecer los condenados por este delito agravan aún más la responsabilidad por una condena injusta. Una reflexión añadida: la evolución de la ciencia y la existencia de nuevas técnicas de investigación y prueba pueden ayudar a que no se cometan este tipo de execrables errores, haciendo que la Justicia Penal sea más fiable.

 
A la caza del “tributo” SGAE: fisgoneando en bodas, representaciones teatrales municipales, festivales benéficos… y ahora peluquerías.

peines y peinados SGAE exige a peluquerosLos recaudadores de la SGAE no paran. Ya no se trata de discotecas, bares de música, etc., la “función inspectora” llega a cualquier local comercial o de servicios donde se pone música para entretenimiento de los clientes. Lo último ha sido exigirle a un peluquero que pague 12 euros al mes, argumentando que sus clientes escuchan música en su local.

El peluquero de L’Hospitalet no sale de su asombro, ante la visita de un delegado de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que le indica que tiene que firmar un contrato y abonar una cuota mensual de 12 euros. Si las exigencias de la SGAE se multiplican de ese modo, la recaudación puede dar para financiar incluso la deuda del Estado, aunque más bien cabe esperar que se tomen medidas para frenar a tan importante competidor, antes de que el esperpento siga creciendo hasta límites insospechados.

 

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 9 de 16
 
Volver Arriba